Argitaratua 2012-10-26 13:22:28

RATIZIDA

  • in memoriam.mp3 (3:26)entzun
  • itxaroten.mp3 (5:18)entzun

Biografia

Tokan éstos, venís...?- Yo paso, hoy no salgo.- Ni yo.- Yo iría, pero es ke me molaba más antes, ya no tokan versiones de las ke tokaban, mucho punk pero al final todos se kansan...- Tú sigues llevando pañal? Porke antes llevabas... y komes potitos? Antes te enkantaban... Pero vale, mejor, vamos el Primo y yo, komo siempre. Si kieres oir a gente kantando kanciones de otra gente te deskargas el disko de M-Klan. Hala, hasta luego entonces si eso y tal. Fueron un montón de konversaciones parecidas a ésta, kon alguna ke otra palabra kambiada, pero siempre kon el mismo poso y resultado.Venía de un pueblo en el ke la peste negra kausó verdaderos estragos, allá por el siglo 14 (si no rekuerdo mal), pero de la ke Reus supo deshacerse, por el bien de la músika. Hablaba poko y eskondía en su mochila un montón de notas sin letras ni akompañamientos ni konsolidación, pero muy necesarias kuando se kiere konstruir una vida en torno a ellas, usándolas komo base sobre la ke apoyar futuras kanciones kon título y firma. Fue en el añorado y remodelado a nuestro antojo Lokal De Arriba en el ke empezamos y terminamos de konocernos, en lo ke a día de hoy sigue siendo una historia de lo más satisfaktoria, a título personal. Pero su guitarra necesitaba algo más alrededor: una ensalada de lechuga, es komo si te tiras a una kon la picha de otro. No tiene sentido. Y para hacer el ridíkulo komo kantautor ya estaba Tontxu, así ke era necesaria la búskeda de alternativas. Y así, de la nada, de la lokalidad vecina de Ábalos, apareció fulgurante la figura de otro kon mucha menos experiencia en el mundillo de la músika ke "la gran mayoría de los ke viven de ella", pero kon el doble de ganas de aprender de las ke tienen "la gran mayoría de los ke viven de ella", precisamente. Kolgarse un bajo al hombro, mostras sus kartas y abrigar el sonido de las seis kuerdas ke lo empezaron todo, en un abrir y cerrar de ojos. Ganas de aprender para mostrar y mostrar las kontínuas ganas por seguir aprendiendo, esa es la klave de su éxito. Pero faltaba el ritmo, faltaba el bombo y la kaja, y el viejo reproduktor ke hacía las veces de baterista, tenía los días kontados. La solución, una vez más, estaba en kasa, en Labastida. Era kuestión de esperar un tiempo, para ke akel trasto kolgara su disfraz de perkusión y lo archivara para siempre el el kajón del olvido. Yo alucinaba, porke era imposible ke el nuevo integrante del sueño llegara a tokar un plato a la vez ke akariciaba el pedal de bombo, ya ke se enkontraba demasiado lejos -a priori- komo para alkanzarlo debido a su estatura... pero ké necio yo por pensarlo: las mejores esencias, siempre se sirven en tarros pekeños... y los mejores venenos, también. Un insospechado (inkluso a su padre le sorprendió el hecho de verle tokar akella primera vez al lao de las pistas de tenis) sentido del ritmo, no hacía sino presagiar una brillante karrera en el terreno del doble pedal, ke sigue puliendo metikulosamente dotando a kada baketazo de vida propia.- Ké kabrón, si no lleva tokando ni medio año...- Ya ves, y tú ke llevas toda la vida y mira, kada día das más pena... (ésto mismo le dije yo, sí, pero no voy a decir a kién).... Y kómo mejorar algo ke ya suena komo tiene ke sonar? Pues kon otras seis kuerdas, está klaro. Kon alguien ke otorgue profundidad a la melodía y sake a la misma del sonido lúgubre ke produce una guitarra base y un bajo. Ke se explaye en los ensayos para dar kon los agudos ke ensamblen definitivamente kada tema. Ke falle y vuelva a intentarlo, ya ke así es la únika manera de llegar a konseguirlo. Ke komplete la obra, rellenando el úniko hueko ke -junto a los gritos rasgados de algún enrabietado kompañero y amigo de kuyo nombre no kiero akordarme- faltaba por okupar para empezar a darlo todo. Esta vez, Samaniego era el lugar en el ke nacía la elegancia. Ensayos, konciertos, viktorias, frakasos, lo de siempre, en este aspekto nada nuevo. El viejo reloj de la plaza va kubriendo de polvo sus agujas aplastado por el imparable avance del tiempo, hasta llegar a enkontrarse kon nosotros en un día komo éste, por ejemplo. Ya una realidad, sin etiketas y sin vergüenzas y sin motivos y kon talento, Ratizida sigue su kurso, dejando buenos rekuerdos allá por donde va pasando y pasando de rekordar a kienes les dejaron por no konsiderarles demasiado buenos. Yo les ví empezar, yo les ví seguir, y yo les veo hoy sonar. Y sin ánimo de kolgarme ninguna inmerecida medalla de mierda, puedo decir kon total seguridad ke Yo, también soy parte de Ratizida... porke aparte de jeta y de ke hago lo ke me da la gana, no es necesario llevar kresta para mostrar al mundo lo punqui ke eres (ya ke la kresta se lleva en el korazón, y no es más ke un símbolo de justicia y respeto por todo akel ke lucha kontra el resto y sigue kreyendo en lo ke hace).La suerte está echada. Cierre. Escrito por Iosu Eguiluz

MUSIKA ZERRENDA PUBLIKOAK

ZURE MUSIKA ZERRENDAK